Skip to main content

 

Comparte en:   

Los días de la temporada otoño-invierno son los preferidos de algunos y, a la vez, los más difíciles del año para otros. Todo es cuestión de perspectivas, podemos ver los días grisáceos o bien podemos ponerle tantos colores como queramos. En 4life Seguros vemos cada día como una nueva oportunidad para sentirnos activos y saludables.

Parte de dichos colores está en la actividad física, y es que son tantos los beneficios que nos brinda que no podemos darnos el lujo de prescindir de ellos. El beneficio de mantenernos activos es transversal a jóvenes, adultos y adultos mayores, ya que practicados de la forma adecuada nos ayuda a alejar o mantener controladas enfermedades como la diabetes, artritis, osteoporosis y muchísimas otras más. El corazón se robustece y pareciera que todo marcha mejor, y el consecuente aumento de las defensas es notorio en nuestro funcionamiento.

Y no solo el cuerpo es el único beneficiado, también nuestras mentes se ven favorecidas. A medida que nos movemos nuestro peso mental pareciera desvanecerse. El cerebro va liberando endorfinas que producen la sensación de que las preocupaciones no sean tantas y que el estrés desaparezca.

Los estudios demuestran que las personas que realizan actividades tienen mejores aptitudes para la memoria y funciones cognoscitivas. Es decir que memorizamos más cosas y resolvemos mejor los problemas gracias a nuestro hipocampo y el lóbulo temporal.

Pero seamos sinceros, ¿quién no prefiere quedarse acostado en la cama o estar abrazado a la estufa en climas tan gélidos como estos? Sin importar la edad, a todos nos cuenta ponernos en movimiento. Si queremos romper esa inercia, recordemos las palabras de la legendaria aviadora Amelia Earhat: “La manera más efectiva de hacerlo es hacerlo”. ¡Buena frase, ¿cierto?!

En 4Life Seguros te daremos algunos pequeños consejos para que puedas ganarle al frío, mejorar tu salud y decirle chao al sedentarismo.

  • Si te quedas en casa, enciende Youtube: si el frío de afuera no te convence de salir, entonces sáquele partido a la internet. Es infinito el contenido que hay a tu disposición para que elijas una rutina perfecta para tu edad y el espacio en que te encuentras. Puedes comenzar por los niveles más bajos para poco a poco ir subiendo a aquellos con mayor complejidad. Lo importante es no exigirte demasiado para que no te desmotives o lesiones.
  • Busca compañía: si sientes que no tienes la suficiente fuerza de voluntad, busca a un compañero de actividades, ya sea un amigo, hijos, sobrinos, nietos e incluso un vecino. Siempre hay alguien a quien recurrir para sacudirse “la flojera” por al menos unos minutos al día. Poco a poco irás tomando más confianza. Créelo.
  • Prefiere el ejercicio al aire libre: si bien es cierto que es positivo entrenar en casa, mejor aún es salir al exterior, ya que además puedes tomar aire y despejar tu mente. Si llevas mucho tiempo en inactividad, nada mejor que salir a caminar. Una buena idea es que le des un objetivo a tu caminata, ya sea ir a comprar, visitar a un amigo o hacer algún trámite. Esto te dará una motivación extra. Abrígate, pero tampoco exageres, ya que pronto entrarás en calor. Caminar quema calorías, ayuda a que el sistema cardiovascular se fortifique y disminuye el colesterol… ¡ufff, cuántos beneficios!
  • Infórmate de los programas en tu municipalidad: si ya te decidiste por salir a desafiar al frío con unas buenas rutinas de ejercicios, entonces una buena idea sería que consultes en tu junta de vecinos o directamente en la municipalidad para que te inscribas en las clases que hayan disponibles para personas de tu edad. Profesores y preparadores profesionales estarán ahí para ayudarte y sacar el máximo partido a tu rendimiento.

Sabemos que en estos tiempos fríos el cuerpo pierde calor más rápido de lo que lo recupera. La hipotermia puede hacer que la persona se sienta más somnolienta y con menos energía, por eso en 4Life Seguros siempre estaremos atentos para ayudarte con algunos consejos.

Excusas no hay, dale play y dinos qué tal te parece estas rutinas

 

¿NECESITAS AYUDA?